Después de unas duras negociaciones con la Sagep del puerto de Vigo sobre el nuevo acuerdo para el sector, los trabajadores han dado el visto bueno a un texto que garantiza el mantenimiento de sus puestos pero también les obliga a una reducción salarial, que llegará al 15% para los trabajadores fijos.

Además, se incorporarán 20 nuevos empleados con contrato de formación para la entrega y recepción de mercancía en el muelle de contenedores, cuyos sueldos serán muy inferiores a los actuales, según recoge el diario Faro de Vigo.

Todo esto supondrá una disminución de los costes operacionales de las navieras y terminalistas, que les permitirá hacer frente a la férrea competencia del puerto de Marín. Las empresas han aceptado convertir la Sagep en un Centro Portuario de Empleo, pero a condición de que la plantilla aceptase el recorte en la remuneración y ciertos cambios a nivel laboral, que supondrán una mejora de la productividad.

En este sentido, destaca la decisión de que la jornada pueda completarse en un segundo buque, pues en la actualidad, si el grupo concluye la operativa asignada antes de las seis u ocho horas previstas, puede marcharse. Además, se reducirá el número mínimo de estibadores que deberá participar en cada tarea y la jornada comenzará a contar desde que el empleado está a pie de muelle o a bordo del barco.

Para los trabajadores, estos cambios pueden suponer una ventaja, teniendo en cuenta que podrán captarse nuevos tráficos que impliquen mayores beneficios. Entre ellos, destacan tanto los de contenedores y ro-ro, como los de carga general, que actualmente se mantiene a la baja en Vigo.

A falta de que el acuerdo alcanzado sea validado por Competencia, las nuevas medidas, que tendrán una vigencia de tres años, podrían empezar a implantarse a finales del verano de 2019 o a lo largo del otoño.