peaje autopista catalana

El grupo parlamentario de la Chunta Aragonesista (CHA) ha expresado su rechazo al anuncio realizado por la Generalitat catalana de que en septiembre entrará en vigor una tasa para los transportistas de mercancías por utilizar la autovía C-25, también conocido como Eje Transversal.

Desde la formación política aragonesa han expresado su deseo de conocer las gestiones que va a realizar el gobierno de Aragón en defensa de los intereses del sector en la región tras el anuncio de la entrada en vigor de la tasa para los transportistas de mercancías por utilizar la C-25, que une la localidad leridana de Cervera con Girona, muy utilizada en el trayecto hacia Francia.

Aragón no tiene ninguna alternativa de conexión ferroviaria con Francia, con Canfranc paralizado, lo que le hace depender casi exclusivamente de la conexiones por carretera para el transporte de mercancías, por lo que cualquier peaje resulta una nueva carga, difícil de asumir.

Además, desde el grupo parlamentario han señalado que no es la primera vez que la Generalitat anuncia esta tasa para la C-25 porque en años anteriores también puso fecha, aunque finalmente no entró en vigor. No obstante «hay que estar alerta«, ante este nuevo anuncio, alertan desde el CHA.

Se muestra así el desacuerdo con una medida, que Cataluña justifica en el cumplimiento de la directiva europea conocida como Euroviñeta, que aboga por el pago asociado al uso de las carreteras por parte del sector del transporte ya que ha indicado que la transposición debería ser estatal en todo caso, no autonómica.

En las actuales circunstancias económicas desfavorables, y teniendo en cuenta que en Aragón el sector  ya está sufriendo el hecho de que no estén desdobladas la N-II y la N-232 y que no hay liberalización total de peajes, «la entrada en vigor de la Euroviñeta sería un duro golpe y no debe permitirse«.