Obras del ferrocarril correspondientes al Corredor Mediterráneo

El Corredor Multimodal Transmagrebí necesitaría construir y modernizar el 36% de la red de carreteras, el 88% de la ferroviaria, cinco puertos y 13 plataformas logísticas.

Una delegación de la Fundación Cetmo viajará a la sede de las Naciones Unidas en Ginebra en el marco de la 80 sesión del Comité de Transporte Interio, para participar en el segmento dedicado a la ‘Intermodalidad: la clave del transporte y la movilidad sostenibles’.

La intervención de la Fundación aportará datos y conclusiones que evidencian no solo la necesidad de concluir el Corredor Mediterráneo, sino también de dotarlo de una continuación lógica por el sur, hasta el Magreb.

El 40% de las exportaciones de la región del Magreb tiene por destino los países europeos del Mediterráneo Occidental como Portugal, España, Francia, Italia y Malta, de los que también recibe el 28% de sus importaciones.

Por ello, preservar los vínculos entre las dos orillas del Mediterráneo es un factor clave para la región. Además, la creación de nuevas infraestructuras es también otro elemento necesario para el desarrollo del comercio de la región.

Desde Cetmo se viene trabajando para conseguir que se cree el Corredor Multimodal Transmagrebí, que supondría una prolongación natural del Corredor Mediterráneo en su vertiente sur, así como un elemento de cohesión territorial y comercial que beneficiará a toda la región.

El Corredor Multimodal Transmagrebí necesitaría construir y modernizar el 36% de la red de carreteras, el 88% de la red ferroviaria, tanto de pasajeros como de mercancías, cinco puertos y 13 plataformas logísticas, con un coste estimado de unos 71.800 millones de euros.

Además, la formación también está considerada como un elemento vital para asegurar el funcionamiento eficiente de la red y su intermodalidad. por lo que serían recomendables los intercambios de conocimientos y de buenas prácticas entre los expertos de los países de la región.