El incremento de las ventas en el canal on-line acrecienta la necesidad que tienen las empresas para contar con sistemas flexibles para adaptarse a los nuevos modelos de negocio y conseguir fidelizar a sus clientes.

Desde 2020 se suceden cuellos de botella en las cadenas de suministro e importantes cambios en la demanda que se traducen en una profunda transformación y en presiones sobre la gestión logística que favorecen tendencias como la visibilidad integral, la agilidad y la resiliencia.

En este contexto, la gestión de los datos que genera la cadena y la necesidad de tomar decisiones en tiempo real son las principales premisas para mejorar la agilidad.

Ante estas nuevas necesidades, se impone el uso de herramientas tecnológicas como la inteligencia artificial y el ‘machine learning’, con los que se consigue una visibilidad en tiempo real de cada etapa del pedido a través de paneles de control integrados y personalizables que permiten a los equipos superar las limitaciones y mejorar la eficiencia operacional.

Según Prodware, las empresas que dispongan de cadenas de suministro resilientes, ágiles e inteligentes asegurarán la continuidad de su negocio.

Así pues, se abre paso una nueva generación de herramientas tecnológicas que pone al alcance de la mano sistemas operativos inteligentes con los que conseguir flujos de trabajo flexibles y dinámicos adaptados a los retos del futuro y transformando las organizaciones con soluciones disruptivas de última generación.