Los cambios en los hábitos de consumo han implicado un aumento del mercado de la gran distribución, que ha visto un crecimiento anual en lo que va de año de un 14,2%, además de un incremento de demanda del 12%, según el último estudio sobre el estado de la distribución de Kantar.

Por subsectores, los frescos y la alimentación envasada son los grandes impulsores de un mercado en el que la droguería es la sección que más crece en términos de volumen, con un ascenso anual de un 15,6%.

Sin embargo, en este mismo contexto, la frecuencia de asistencia al canal físico de los compadores ha disminuido un 3,3%, aunque al tiempo ha aumentado el tamaño de las cestas en cada acto de compra.

Así pues, la crisis sanitaria deja una consolidación de la omnicanalidad que se refleja en la pujanza de las tiendas de proximidad y del canal on-line, que han aumentado respectivamente 1,2 y 0,7 puntos de cuota, con respecto a 2019.

En este mismo sentido, los registros de Kantar reflejan que el comercio electrónico ha sumado en sólo un año el aumento que se esperaba para los próximos tres.

En este 2020 Mercadona sigue siendo el gran líder, pese a que, por primera vez en su historia, ha cedido cuota ante otras opciones, como Lidl, que es el que más cuota ha ganado.

Al mismo tiempo, Carrefour se refuerza en la segunda posición con la reciente adquisición de Supersol, mientras que Dia ha vuelto a una situación de cuota similar a la de comienzo de año-.

Por otra parte, los supermercados regionales se han disparado durante 2020 para convertirse en una opción cada vez más recurrente para un consumidor que se ha acostumbrado a alternar entre diferentes opciones en todos los sectores.