huelga-belgica-febrero-2019

Le huelga general ha afectado a las principales áreas logísticas e industriales belgas.

Esta misma semana, tres de las principales centrales sindicales belgas han convocado una huelga general en el país que se ha saldado con fuertes alteraciones de los servicios públicos y los transportes.

En el ámbito de la logística y el transporte, las movilizaciones han afectado a algunos de los principales núcleos de actividad logística del país, como Lieja, donde existe un área de gran actividad relacionada con la carga aérea, así como el puerto de Gante y en otras grandes áreas industriales de Valonia. En todas estas instalaciones, los piquetes han impedido que se pudiera acceder con garantías.

De igual modo, las instalaciones de la principales industrias y empresas multinacionales en Bélgica, como, por ejemplo, las plataformas logísticas de Ikea y Lidl, entre otros, han sido bloqueados por la acción de los manifestantes, así como los principales servicios de comunicaciones del país, que han hecho que Bruselas haya estado trabajando al ralentí.

Por lo que respecta al tráfico de aviones, el espacio aéreo belga se ha cerrado. Por otra parte, el transporte ferroviario se ha visto muy afectado, especialmente el de viajeros, mientras que, por contra, los servicios postales han seguido prestándose con casi total normalidad.