norma aérea para reducir las emisiones en 2020

La industria aérea pretende haber reducido a la mitad las emisiones de CO2 en el transporte para el año 2050

La IATA ha firmado una carta abierta, redactada por el Grupo de Acción de Transporte Aéreo, ATAG, en la que se pide a los gobiernos que ayuden a la industria del transporte aéreo a reducir su huella de carbono.

La carta se ha firmado durante la Cumbre sobre Aviación Sostenible de ATAG celebrada en Ginebra, en donde, además, el sector ha reafirmado su compromiso de conseguir una mejora del 1,5% en la eficacia del combustible hasta el año 2020.

También se han comprometido a estabilizar sus emisiones netas de carbono a partir del 2020, así como a reducir a la mitad las emisiones netas de carbono para el año 2050 en comparación con las cifras registradas en 2005.

Estas metas ya se habían establecido desde 2009, por lo que hasta la fecha, se han evitado la emisión de 600 millones de toneladas de CO2, gracias a la mejora en tecnología, operaciones, infraestructura y en la aplicación de medidas para toda la industria.

Sin embargo, para poder continuar, se ha pedido a los gobiernos que pongan en práctica medidas a nivel mundial que ayuden a gestionar la huella de carbono de la industria. De esta forma se daría uniformidad en el sector a la hora de calcular y compensar las emisiones de CO2 emitidas. Para ello, se ha solicitado un acuerdo entre los gobiernos que pertenecen a la Organización Internacional de Aviación Civil, OACI.

Además, también se ha solicitado la «esperada» reforma de la gestión del tráfico aéreo y que se ponga en marcha la producción de combustible sostenible.