El Consejo Aragonés de Cámaras va a continuar implicado en la mejora de la competitividad fomentando la innovación y la internalización de las empresas, favoreciendo el conocimiento, la formación y la cooperación empresarial sin olvidarse de que para este sector son claves unas óptimas infraestructuras de transporte tanto por carretera como por ferrocarril o vía aérea.

Así lo ha asegurado Joaquín Franco, el vicepresidente segundo de la Cámara de Zaragoza, durante la jornada sobre Competitividad en la cadena de suministro organizada por el Programa Empresa del Instituto Aragonés de Fomento (IAF), el Consejo Aragonés de Cámaras, la Asociación Empresarial PLAZA (AEPLA) y el Cluster de Logística ALIA.

La jornada tenía por objeto profundizar en la competividad requerida en la cadena de suministro, determinada por las necesidades de transporte que tienen las empresas para trasladar materias primas, componentes y productos finales en el menor tiempo y con el menor coste, manteniendo los niveles de seguridad y respeto al medio ambiente establecidos.

Franco también ha recordado que en Europa el sector de la logística ha tenido un crecimiento medio anual de un 2,8% durante los últimos 15 años, ralentizado a partir del 2008. Mientras en España sobre el 60% de las empresas de logística se dedica al transporte por carretera, permitiendo que empresas que antes se dedicaban exclusivamente al transporte de mercancías se estén transformando en operadores logísticos integrales.

Alcanzar el máximo de competitividad

Por su parte, los representantes de las empresas del sector logístico han sido los encargados con sus exposiciones de desarrollar aquellos aspectos que afectan y son fundamentales en la cadena de suministro para alcanzar el máximo de competitividad de las empresas.

Así, Eduardo Compains ha presentado las principales magnitudes del Grupo BSH y ha analizado la distribución del producto desde la factoría al cliente, dividiéndola en dos partes: el suministro a otras regiones del mundo y el suministro en España,definiendo en el primer caso a la logística como una palanca de competitividad para las fábricas de España y en el segundo como el servicio a los clientes de los mercados de España, Portugal y Marruecos. 

Por su parte, José Luis Carreras, director general de la División de Transportes de Carreras Grupo Logístico, ha analizado las variables de la competitividad en logística. Entre ellas se encuentran el desarrollo de sistemas de información global en la cadena de suministro, contar con servicios amplios, globales y grandes capacidades, facilitar una oferta nueva, distinta e innovadora, o disponer de flexibilidad en la cadena de suministro para adaptarse a las condiciones de mercado.

El presidente de AEPLA, José Miguel Guinda, ha destacado que la competitividad de la cadena de suministro no solo compete a las empresas que invierten, investigan y forman a sus empleados. Sino que también, ha señalado que es necesario que las administraciones doten a los territorios de infraestructuras adecuadas que permitan la movilidad de las mercancías, redes que faciliten la transmisión de la información a la más alta velocidad y centros de formación.

El presidente de AEPLA ha demandado también una “normativa clara y un régimen fiscal que no incrementen los costes operacionales permanentemente, permitiendo disponer de las autorizaciones correspondientes en un menor tiempo y no creando inseguridad jurídica

En opinión del consejero de Industria e Innovación de Aragón, que ha cerrado la jornada,  «Aragón tiene que tener la ambición de ser el centro logístico por excelencia del Sur de Europa«, porque cuenta con elementos para serlo.