La Junta de Andalucía espera que el Puerto Seco de Antequera esté operativo en el verano de 2023

La Junta de Andalucía espera que la primera fase del Puerto Seco de Antequera esté operativo en el verano de 2023, con una inversión de más de 100 millones de euros.

Martes, 19/04/2022 por CdS

La primera fase del desarrollo ocupa una superficie de 102 hectáreas.

La Junta de Andalucía ha revisado esta semana un informe sobre los avances que se están produciendo en las obras del Puerto Seco de Antequera.

En este sentido, ya están en marcha las obras de la primera fase de esta Área Logística de Antequera, sobre una superficie de 102 hectáreas, con una inversión de 34,7 millones de euros y que podría estar en servicio antes del verano de 2023.

A esta inversión en las obras de urbanización de la primera fase hay que sumar la inversión privada en la construcción de instalaciones logísticas, que se estima en 80 millones de euros.

En total, el desarrollo de esta primera fase puede suponer una inversión cercana a los 109 millones de euros.

De este modo, la inversión total, pública y privada, estimada para las obras de urbanización de las tres fases asciende a 100 millones de euros, a lo que hay que sumar la inversión privada que realizarán los promotores y operadores logísticos para la construcción de edificaciones y otras instalaciones, que se estima en 400 millones de euros.

Por tanto, el desarrollo de las tres fases del Puerto Seco de Antequera supondrá una inversión total cercana a los 500 millones de euros, según los cálculos del Ejecutivo andaluz.

Finalizada totalmente, el Área Logística de Antequera alcanzará una superficie de 330 hectáreas y se desarrollará en tres fases de 102, 98 y 128 hectáreas, respectivamente. Se estima que la instalación generará cerca de 8.000 empleos directos y 16.000 indirectos.

Además, con este desarrollo se dotará la zona de suelos especializados para la realización de operaciones logísticas avanzadas, así como de la prestación de servicios intermodales que facilitarán la circulación de trenes de mercancías por los corredores ferroviarios Atlántico y Mediterráneo, así como la conexión con el sistema portuario.

Para actuar como gran centro logístico, la instalación aprovechará su situación geoestratégica en el área central de Andalucía, unido a su configuración como nudo privilegiado de comunicaciones viarias y ferroviarias, con las que aspira a convertirse en la gran plataforma logística del Sur de Europa, actuando como un eslabón fundamental en las cadenas de suministro de la Unión Europea con África, América y Asia.