El Tribunal de Justicia de la Unión Europea estima en una reciente sentencia que la Comisión no ha demostrado de manera suficiente conforme a Derecho que hubiera habido una reducción indebida de la carga fiscal de una filial luxemburguesa de Amazon.

En 2017, la Comisión Europea consideró que las ayudas otorgadas por Luxemburgo a Amazon desde noviembre de 2003 eran incompatibles con el mercado interior y le obligó a devolverlas.

Posteriormente, Luxemburgo y Amazon interpusieron sendos recursos de anulación contra esta Decisión y ahora, el Tribunal de Justicia de la UE estima, en esencia, los motivos y alegaciones de los demandantes dirigidos a impugnar tanto la constatación principal, como las constataciones subsidiarias de la ventaja y anula, por consiguiente, la decisión de la Comisión de 2017.

Así pues, el Tribunal, apoyándose en los principios anteriormente establecidos con respecto a la aplicación de los criterios del concepto de ayuda de Estado en el contexto de decisiones tributarias anticipativas, precisa el alcance de la carga de la prueba que incumbe a la Comisión a la hora de acreditar la existencia de una ventaja cuando el nivel de los beneficios imponibles de una sociedad integrada en un grupo viene determinado por la elección de un método de cálculo de los precios de transferencia.

En concreto, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea cree que la Comisión ha realizado un análisis erróneo para determinar si existe una ventaja fiscal en este caso, lo que le lleva a concluir que los elementos aducidos por la Comisión con carácter principal no permitían demostrar que la carga fiscal de la filial luxemburguesa de Amazon hubiese disminuido artificialmente como consecuencia de una sobrevaloración del canon.