La Abogacía General del Tribunal Europeo ha emitido un informe confirmando la legalidad de la prohibición del descanso en cabina que Francia y Bélgica implantaron a finales de 2014, así como su compatibilidad con la normativa europea.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea está analizando esta prohibición por la sanción que las autoridades belgas han impuesto a una empresa transportista cuyo chofer estaba realizando el descanso semanal en la cabina. En el procedimiento judicial se han personado por una parte Austria, Bélgica, Francia y Alemania en apoyo a dicha prohibición, frente a España y Estonia que se oponen a tal medida.

Ahora, según señalan desde Fenadismer, tras las conclusiones emitidas por el Abogado General, se estima que en los próximos meses el Alto Tribunal europeo avale la prohibición del descanso semanal de los conductores a bordo de los vehículos de transporte.

La Comisión Europea sigue investigando estas medidas

Por su parte, la Comisión Europea sigue investigando la prohibición del descanso en cabina, la cual supone sanciones de hasta 30.000 euros en caso de incumplimiento, por una posible vulneración de la normativa comunitaria, ya que se aplicaba exclusivamente a los descansos semanales superiores a 45 horas que los conductores deben tomar obligatoriamente cada dos semanas de conducción.

La administración belga impuso en julio de 2014 la prohibición del descanso en cabina para combatir el dumping social que realizan empresas de transporte deslocalizadas en Europa del Este, por lo que la medida está especialmente dirigida a transportistas de Rumanía, Polonia y Bulgaria.

Los sindicatos europeos que luchan por la prohibición del descanso en cabina piden que esta medida se aplique también en todos los demás países.