Carretilla guiada por laser desarrollada por Coca Cola

Coca-Cola apuesta por automatizar operaciones incorporando innovaciones tecnológicas.

«La logística, como departamento que lidera la cadena de suministro, es ya hoy un factor clave de éxito y, en el futuro, la eficacia de este área será clave para la ventaja competitiva de las empresas».

Así lo ha señalado el director de Logística de Coca-Cola European Partners, Gonzalo Madurga, en una entrevista concedida a los organizadores del ‘Retail Supply Chain Solutions 2017′, que se celebra este miércoles 17 de mayo en Madrid.

Según Madurga, en el sector logístico es necesario mejorar la previsión de la demanda del mercado para planificar los recursos. «Hay que aprovechar las nuevas capacidades para el tratamiento de datos y transformarlos en modelos predictivos», apunta.

Además, hay que dotar de flexibilidad a la cadena a un coste contenido y controlado para dar respuesta a las fluctuaciones imprevistas de los clientes. En este sentido, las innovaciones tecnológicas y su mayor accesibilidad permiten a la compañía automatizar las operaciones y construir procesos eficientes, adaptables y robustos.

Como consecuencia, una mayor madurez en los procesos y sistemas de la cadena de suministro de la propia empresa permite implantar modelos colaborativos con proveedores y clientes. «Por tanto, aquellas compañías que mejor implementen la cadena extendida serán más competitivas«, asegura el director de Logística.

En el caso de Coca-Cola, con picos excepcionales de alto impacto e incertidumbre en la demanda, la compañía aumenta los niveles de inventario respetando los máximos para no incurrir en riesgos de obsolescencia y aplica soluciones segmentadas por producto y cliente.

El modelo logístico de la compañía está basado en tres pilares fundamentales: un proceso único compartido por toda la organización, un sistema de información integrado y un sistema colaborativo de gobierno para la toma de decisiones.