Ministra de Fomento visita puerto exterior La Coruña

La ministra de Fomento, Ana Pastor, visitó ayer las obras del puerto exterior de La Coruña, en Punta Langosteira, coincidiendo con el 7º aniversario de la colocación de la primera piedra.

En el primer semestre de 2012, el nuevo puerto será acondicionado de forma que a partir del segundo semestre puedan llegar los primeros buques con mercancías. Se comenzará por el sector siderúrgico, para ir paulatinamente trasladando otros tráficos. Paralelamente se está planificando ya la dotación al puerto de los diferentes servicios portuarios y generales, como  remolcadores, amarre, Prácticos del Puerto, Policía Portuaria, etc.

El dique de abrigo tiene una longitud 3.380 m para proteger la dársena, que tendrá que soportar alturas de ola máxima de unos 25 m, lo que representa un récord mundial, con una profundidad máxima de 40 m y una altura de otros 25 m sobre el nivel del mar.

En su construcción se han empleado más de 160.000 bloques de hormigón, de hasta 190 Tn de peso, lo que ha requerido la disposición de las mayores grúas móviles del mundo.

Además, se han empleado 32 millones de m³ de áridos y 3,5 millones de m³ de hormigón, cifra similar a la producción total de hormigón preparado en Galicia en nueve meses.

Impacto económico

El nuevo puerto propiciará la mejora de la seguridad y nuevos tráficos de mercancías en el puerto de La Coruña y, sobre todo, la implantación de nuevas industrias en el entorno, fundamentalmente de los sectores textil, energético, agroalimentario, siderúrgico, maderero y auxiliar de la construcción.

Además, el puerto exterior permitirá trasladar del centro de la ciudad de La Coruña mercancías como el carbón o los productos petrolíferos, lo que posibilitará la mejora de la relación del puerto con la ciudad, al permitir que una parte del puerto actual se integre mejor con ella, creando nuevos barrios y abriendo una nueva fachada marítima para La Coruña.

Accesos viario y ferroviario

El nuevo puerto cuenta ya con un acceso por carretera que lo conecta directamente con el polígono industrial de Sabón, contiguo a la dársena, y de ahí con la red de vías de alta capacidad. Además, el Ministerio de Fomento está construyendo una autovía que enlazará directamente el puerto con la autopista AG-55 y la autovía A-6.

El Ministerio de Fomento también se encargará de construir el enlace ferroviario, mediante un ramal de 7 km que unirá el puerto con la red general. En la actualidad, este proyecto se encuentra en fase de estudio informativo.

Obras ejecutadas

Se ha construido una nueva dársena exterior a 7 km de La Coruña, en la zona de Punta Langosteira. La dársena tiene capacidad para 10 puntos de atraque de buques petroleros. El muelle para mercancías, de 920 m, ya ha sido ejecutado. En su máximo desarrollo, podrán superarse los 3.000 m. de atraques. Dispone también de una superficie terrestre de 150 Ha, ya ejecutadas y que, en su máximo desarrollo, podrá alcanzar las 250 Ha, con calados de 24 m en pantalanes petroleros y de 22 m en cantiles.

La inversión realizada hasta ahora ha sido de 550 millones de euros. El proyecto ha contado con tres fuentes de financiación. La primera, una aportación de 267 millones de euros en Fondos de Cohesión de la Unión Europea. La segunda, la desafectación de determinados muelles del puerto actual, que se llevará a cabo una vez que se traslade la actividad a Punta Langosteira. Se prevén por este apartado unos ingresos netos de 200 millones de euros.

La última fuente de financiación son los fondos propios y endeudamiento de la Autoridad Portuaria. Se ha contado con un préstamo de 130 millones de euros del Banco Europeo de Inversiones y un crédito de 250 millones de euros del Puertos del Estado.

Plano del puerto de La Coruña

Tercera fase

Esta fase comprende la ejecución de las habilitaciones, la galería de graneles líquidos, el pantalán y el contradique. Estas infraestructuras permitirán alcanzar la máxima operatividad en el puerto exterior. Las inversiones ascenderán a 200 millones de euros.

Las obras comprenden la conexión de los viales exteriores con la explanada del muelle, incluyendo su pavimentación, señalización y alumbrado en un total de 2.600 m, y el acondicionamiento de la primera explanada de operaciones, con una superficie de 40.000 m cuadrados adosada al muelle transversal.

Se iniciarán las obras de la galería para las tuberías de graneles líquidos, y posteriormente la ejecución de los pantalanes petroleros, con un total de diez puntos de atraque para buques con carga de petróleo crudo y de productos refinados.

Se licitará la primera fase del contradique, una vez ultimados los detalles pendientes, para comenzar las obras. Esta fase consiste en la construcción de los primeros 450 m, acometiendo la protección de la toma de agua de la central térmica de Sabón. La segunda fase, con la que se completará la longitud total, de 1.300 m, está previsto que se desarrolle acompasadamente con la evolución de la demanda en el puerto. Gracias a esta obra se ganarán 100 Ha más de explanada, hasta obtener el total de 250, y se contará con 2.000 m más de potencial línea de atraque.