Dentro de una economía globalizada, que tiene en la deslocalización de la producción uno de sus principales pilares, la logística además de ser un reto para la gestión de la cadena de suministro representa la posibilidad de constituirse en el valor diferencial de la marca, frente al resto de la competencia, en un momento como el actual caracterizado por la renovación constante del producto y por el acortamiento de los procesos productivos.

La integración logística, que abarca desde la gestión de las compras de materias primas, al transporte y la distribución del producto final, ha posibilitado en gran medida este cambio de modelo. Por eso, en los últimos meses los grandes grupos distribuidores de moda, como Inditex, Mango o Desigual entre otros están invirtiendo en la ampliación o en el desarrollo de nuevas plataformas logísticas en España.

Otro ejemplo de esto es Decathlon, la firma que más ropa vende en España y que cuenta con 80 tiendas en España, fue noticia hace un par de meses por su inversión en un nuevo centro logístico en el sur de Madrid, en concreto en el Área Empresarial “Los Gavilanes” de más de 42.000 m² de superficie construida. Más recientemente ha querido invertir en Zaragoza donde ha instalado uno de sus mayores almacenes.

En cuanto a Inditex, cuenta ya con nueve centros logísticos en el país, el último en Barcelona donde ya tiene cuatro naves, esta aumentará la distribución en un 60% y ha contado un presupuesto de 190,1 millones de euros. La compañía gallega ya tiene presencia en todo el territorio español con dos naves en La Coruña, una en Madrid, una en Zaragoza, cuatro en Barcelona y una en Alicante.

En total, las nueve plataformas suman más de 1,3 millones de m² de superficie y 600 muelles de carga, y desde las cuales distribuye alrededor de 850 millones de prendas al año.

Mango tampoco se queda atrás en Cataluña, con una inversión 360 millones de euros en un centro en Lliçà d’Amunt que será el mayor parque logístico de la compañía, con 580.000 m² y una inversión de 360 millones de euros. El proyecto también contempla la construcción de una nave central y a su alrededor, ocho o nueve plantas más en función de las necesidades de crecimiento del grupo.

Desde este parque se repartirán 300 millones de prendas a las 2.018 tiendas que tiene en todo el mundo. Este se uniría al centro que ya tiene la empresa en Parets del Vallès, de 24.000 m² y con unos muelles de recepción capaces de absorber hasta 670 cajas a la hora.

Cabe destacar todos estos movimientos de tierra y dinero están siendo motivados en parte por la mejora de infraestructuras logísticas, como por la ampliación de los puertos de Barcelona y Valencia, apuestas que fundamentan el desarrollo de los procesos logísticos.

En esto ha debido pensar Desigual que invertirá 150 millones de euros en una plataforma logística en Viladecans, Barcelona, en una plataforma logística de más de 30.000 m² y que apoyará a la ya existente en Gavá, para la distribución de mercancía en Europa.

Las obras para las nuevas instalaciones se prevé que comiencen entre finales de este año y principios de 2013 para que puedan estar operativas en 2014. En cuanto al centro de Gavá, ya fue renovado hace dos años, invirtiendo 6 millones de euros para automatizarlo.

Actualmente el grupo posee más de 200 tiendas en todo el mundo y emplea a unas 3.000 personas, 700 de ellas en España.

Otra de las marcas que ha reforzado su logística en España en los últimos meses es Primark, que se afianzó hace dos años con un centro de 40.000 m², construído en dos fases en el Parque Gran Europa Torija A-2 en Guadalajara y dotado con las últimas tecnologías para el desarrollo de actividades relacionadas con la gestión y manipulación de productos textiles y asimilados. DHL es el socio logístico de referencia de Primark y trabaja para el grupo irlandés en otros mercados, como Reino Unido

La cadena de moda C&A sigue los pasos de Primark en su apuesta por España con la central logística en la provincia de Guadalajara. La empresa de origen holandés invirtió 27 millones de euros en una plataforma de distribución de 120.000 m² en Fontanar, que la sitúa como la plataforma más importante de la marca en el viejo continente. dotada con las últimas tecnologías para el desarrollo de actividades relacionadas con la gestión y manipulación de productos textiles y asimilados.

La empresa, que cerrará 2010 con un total de 53 millones de prendas vendidas en España y Portugal, cuenta con capacidad para procesar cien millones de prendas al año en su nuevo centro de distribución que responde a la necesidad de  dar respuesta al crecimiento en el mercado nacional y ha supuesto la unificación de las plantas que poseía en Alcobendas  y Alovera.

No solo los grandes grupos con presencia internacional, están ocupados en mejorar sus estructuras logísticas. La firma de ropa infantil para el Corte Inglés, Mayoral, tiene pensado invertir 15 millones de euros en modernizar su centro de Málaga para mejorar el picking mediante una instalación automatizada.