Transporte por carretera

Sigue disminuyendo en España el número de vehículos autorizados para transportar mercancías.

Observatorio del Transporte de Mercancías por Carretera: Oferta y demandadel Ministerio de Fomento, que se puede descargar en este enlace(disponible en formato pdf, de 270 páginas, 11,8 Mb)

Los vehículos autorizados para el transporte por carretera de mercancías en España con tracción propia han descendido un 0,6% en 2015, hasta los 438.788 vehículos, con lo que este registro acumula ya siete años consecutivos de descensos.

En comparación con los 574.607 vehículos del ejercicio 2008, último año en el que no se experimentó un retroceso, aunque tampoco un aumento, en el número de vehículos autorizados para mercancías, este registro ha caído un 23,6% desde entonces. 

No obstante, cabe destacar que los descensos de los últimos ejercicios, del 2,6% en 2014 y del 0,6% en 2015, reflejan una caída menos pronunciada que la de años anteriores, donde el descenso anual oscilaba entre el 4,5% y el 5,8%.

Todos estos datos vienen recogidos en el ‘Observatorio del transporte de mercancías por carretera. Oferta y demanda’ correspondiente al mes de enero de 2016, elaborado y publicado por el Ministerio de Fomento recientemente.

Crece el servicio público

Del parque actual de vehículos español, el 71,8% de los vehículos son pesados, un total de 315.016, lo que supone un 0,1% menos que en 2014. De estos, 222.148 realizan servicio público, un 0,3% más que en 2014, mientras que 92.868 vehículos realizan servicio privado, tras un descenso del 1%.

Por su parte, los vehículos ligeros, que representan el 28,2% con 123.772 unidades, han descendido un 2% en 2015, lastrados por el descenso del 14,7% en los que realizan transporte privado, un total de 26.478, a pesar del aumento del 1,9% en el servicio público, que cuenta con 97.294 vehículos.

De este modo, aunque los vehículos que realizan servicio público han aumentado un 0,8% hasta las 319.442 unidades autorizadas, la caída del 4,1% en los autorizados para realizar servicio privado, un total de 119.346 vehículos, ha provocado el descenso de la oferta en el transporte de mercancías por carretera español.