Los fundamentos de la gestión de la cadena de suministro están quedando obsoletos debido a los avances de la tecnología. Así, las ventas de la división rusa de Adidas han llegado a registrar crecimientos de doble dígito en Moscú en 24 horas gracias a una iniciativa relacionada con este ámbito.

Al mismo tiempo, Amazon está estudiando el uso de drones para el envío de productos, una estrategia que requiere una gran inversión pero que la multinacional considera que ayudará a incrementar las ventas. 

En principio, la gestión de la cadena logística consiste en realizar envíos al menor precio posible, manteniendo los niveles de servicio acordados. Sin embargo, como demuestran estas dos operaciones, también tiene que ver con el incremento de las ventas y los beneficios, no sólo con la eficiencia, la reducción de los recursos y la gestión del inventario. Es lo que se conoce como ‘Supply Chain 4.0‘.

Estrategia omnicanal

En este sentido, Adidas, que es el primer vendedor de calzado deportivo de Rusia, está implementando una estrategia omnicanal, dando la posibilidad de adquirir, tanto online como en las tiendas físicas, cualquier producto disponible en cualquier lugar del país, ya sea en una tienda, centro de distribución o almacén. También podrá enviarse a casa, a la tienda o a un punto de recogida.

Esto es posible gracias al uso de la tecnología de radiofrecuencia RFID, las herramientas de envío desde las tiendas, la solución ‘click & collect‘ y la tecnología ‘endless aisle‘ para pedir productos que ya no están en stock o no se venden en la tienda escogida.

Inicialmente, se implementó un servicio de prueba ‘click & collect‘ en Moscú para la compra online y la recogida en tienda, y se esperaba registrar entre 10 y 20 pedidos a la semana, pero llegaron a alcanzar los 1.000. Por ello, el fabricante se vio obligado a poner fin al experimento y construir la infraestructura necesaria para satisfacer la creciente demanda. 

En este momento, hasta el 70% de las ventas online del fabricante se gestionan a través de este servicio. Del mismo modo, otras iniciativas como el envío desde la tienda, en el que los productos se encargan por Internet y se envían desde los establecimientos pero no desde el centro de distribución, han contribuido a incrementar las ventas y los beneficios. 

Reducción de las devoluciones

El fabricante está trabajando en la reducción de los tiempos de entrega de una tienda a otra, un servicio cuyos costes han caído al incrementarse las ventas. En esta línea, conviene destacar que en ciertos segmentos de productos, los consumidores devuelven alrededor de un 50% de lo que adquieren online si la entrega se realiza en 24 horas.

Esto contrasta con las devoluciones si la entrega tarda tres días, que aumentan hasta el 70%. Por tanto, la mejora de los tiempos de entrega supone menos devoluciones y un incremento de hasta el 40% de las ventas, consiguiendo reducir los costes logísticos al disminuir el número de devoluciones. 

En esta línea, Amazon considera que si reduce la tasa de devoluciones de los productos entregándolos en 15 minutos, se incrementarán las ventas y obtendrá mayores beneficios.