Desde el pasado 1 de julio, las instituciones europeas han abierto la Estrategia para una Movilidad Inteligente y Sostenible a la participación pública.

Esta Estrategia de Movilidad Sostenible e Inteligente parte con una aproximación exhaustiva, pero sin olvidar el impacto de la pandemia sobre el transporte de la UE.

En consecuencia, la iniciativa buscará una vía para que este lleve a cabo las transiciones hacia la sostenibilidad y hacia el entorno digital, estableciendo un sistema de transporte resiliente y a prueba de crisis para las generaciones venideras.

En este contexto, la consulta pública pretende recabar la opinión de los ciudadanos y las partes interesadas sobre los elementos de la Estrategia, hasta el próximo 23 de septiembre.

Así mismo, el cuestionario también evalúa el cumplimiento, hasta el momento, de los objetivos del marco actual, establecidos en el Libro Blanco de 2011.

Con esta iniciativa, la Comisión Europea busca impulsar la participación de ciudadanos y organizaciones que quieran aportar su contribución a esta consulta, especialmente las administraciones nacionales, regionales y locales, otros agentes del sector público y a organizaciones que representen a los interlocutores sociales.

También se pretende recabar la opinión de la sociedad civil, los consumidores y los pasajeros, ONGs dedicadas a la movilidad, la accesibilidad y el medio ambiente, agentes del sector privado y sus asociaciones, así como entidades de investigación y universidades, instituciones y organizaciones educativas y de formación.