Recreacion de la ZAL del puerto de Tarragona

La aprobación del proyecto ha puesto el punto final a una iniciativa nacida hace unos 30 años.

Tras ser aprobado por la Comisión de Urbanismo de Tarragona, el proyecto urbanístico de la Zona de Actividades Logísticas de Tarragona ha sido presentado oficialmente a primeros del mes de diciembre.

Esta iniciativa supondrá una inversión de más de 30 millones en cuatro años y requerirá una inversión adicional de 11,8 millones en una segunda fase, lo que sumado a los 31 invertidos hasta el momento eleva la cantidad a 72,8 millones. Este nuevo espacio, de 92 hectáreas, estará situado en el entorno del recinto portuario y en el término municipal de Vilaseca.

Permitirá al puerto ampliar en un 20,42% sus terrenos para actividades logísticas y tendrá un impacto muy positivo en los tráficos marítimos, con un aumento de entre 2,7 y 4,6 millones de toneladas anuales, que representa un crecimiento de entre el 8% y el 14% respecto a 2018, cuando se movieron 32 millones de toneladas.

La aprobación del proyecto ha puesto el punto final a una iniciativa nacida hace unos 30 años, que tendrá un impacto en el territorio de unos 154 millones de euros y ofrecerá la posibilidad de construir naves y almacenes de entre 8.000 y 166.000 m², en función de las necesidades.

Especialmente diseñada para actividades vinculadas al tráfico marítimo y los productos de valor añadido, este espacio también se convertirá en un centro de transferencia de carga de mercancías y ‘cross-docking’, dada su situación estratégica y sus conexiones.

De la inversión prevista para el periodo 2020-2023, un total de 20 millones se destinarán al desarrollo urbanístico de las 92 hectáreas de superficie de la ZAL y otros 10 millones a la primera fase de los accesos viarios y ferroviarios.

Tanto el proyecto de urbanización y construcción de infraestructuras y servicios de la ZAL como de sus accesos, serán incorporados al Fondo Financiero de Accesibilidad Terrestre Portuaria y serán ejecutados por la Autoridad Portuaria.