La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha presentado oficialmente el Plan Moves III, dotado con un presupuesto inicial de 400 millones de euros, ampliables al menos a 800, y con un horizonte temporal hasta 2023.

Este programa, que se ha visto beneficiado por los fondos ‘Next Generation‘, constituye la primera línea de actuación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en materia de movilidad sostenible.

El Moves III mejora las ayudas para infraestructura de recarga para particulares, comunidades de propietarios y pymes, así como para infraestructuras de recarga rápida y ultrarrápida, que tendrán que estar disponibles y ser accesibles de forma directa, sin registro previo.

Además, para acelerar la renovación de la flota y la sustitución de vehículos antiguos y contaminantes, se subvencionará con hasta 7.000 euros la adquisición de un vehículo eléctrico y con hasta 1.300 la compra de una motocicleta eléctrica, si el usuario achatarra un vehículo de más de siete años.

En caso de que no se achatarre un vehículo antiguo, las ayudas podrán alcanzar los 4.500 euros. Asimismo, la compra de furgonetas eléctricas se subvencionará con hasta 9.000 euros en caso de que el usuario achatarre su viejo vehículo y con hasta 7.000 si no lo hace.

Teresa Ribera presentacion Plan Moves III

El programa de ayudas, que ha sido presentado por Teresa Ribera, se ha visto beneficiado por los fondos ‘Next Generation‘.

Conviene apuntar que las ayudas, disponibles desde el sábado 10 de abril, se incrementarán en un 10% en municipios de menos de 5.000 habitantes tanto para la instalación de infraestructuras de recarga como para la compra de vehículos por parte de personas empadronadas.

Por otro lado, el Moves II seguirá vigente, lo que permitirá evitar un periodo sin ayudas, pudiendo decidir los usuarios a qué línea acogerse durante el tiempo en que ambas líneas coexistan.

Valoración de Faconauto

El presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, ha explicado que este programa «va a permitir acercar el vehículo electrificado a una mayor base de ciudadanos, al tener una cuantía importante y al contar con un presupuesto amplio que asegura su continuidad en el tiempo«.

Igualmente, ha valorado el hecho de que las ayudas se amplíen automáticamente en aquellas regiones donde antes se agoten: «Esperamos que esto sirva para que las comunidades autónomas pongan en marcha cuanto antes el plan en sus territorios, de tal forma que no se creen desigualdades«.

Por último, respecto a las ayudas para la instalación de puntos de recarga, ha destacado el hecho de que el plan contemple más apoyos a su instalación en municipios de menos de 5.000 habitantes.