Según la IRU, un 21% de las vacantes existentes para conductor de camión en toda la UE se quedan sin cubrir.

Con estos cambios, la regulación del CAP se adapta a la normativa europea.

Desde hace tiempo, Fomento viene trabajando en una reforma radical de los trámites necesarios para obtener o renovar el Certificado de Aptitud Profesional en el transporte, con el fin de adaptar su regulación a las últimas normativas europeas.

Estos cambios serán de gran calado y afectarán, según el proyecto de Real Decreto que ha dado a conocer Fenadismer a la luz pública, a la lista de actividades de conducción que estarían exentas de poseer el CAP, al contenido de la formación con la finalidad de hacer mayor hincapié en temas de seguridad vial, conducción eficiente desde el punto de vista del consumo de carburante, condiciones meteorológicas extremas y operaciones especiales de transporte, así como a la posibilidad de introducir la formación on-line y la convalidación parcial de otras formaciones sectoriales, entre otros aspectos.

De igual modo, el proyecto normativo que maneja el Ministerio de Fomento también reformará de cabo a rabo el funcionamiento de los centros formativos que imparten este certificado.

Formación teórica y práctica

En este sentido, por ejemplo, el proyecto de Real Decreto pretende eliminar la obligación de poseer la titulación CAP para los conductores profesionales que conduzcan vehículos con autorización de transporte privado complementario, lo que representa aproximadamente un 30% de la flota actual de transporte pesado en España, según los datos de Fenadismer.

Además, por otra parte, también se exigirá tanto en el CAP inicial como en el CAP de renovación que la formación sea tanto teórica como práctica, ya sea en vehículo o en un simulador de conducción.

El curso CAP de renovación se compondrá de un módulo común de 21 horas de formación más otros módulos optativos en materias diversas, entre las que se encuentran algunas relacionadas con el tacógrafo, carga y estiba, mercancías peligrosas, sensibilización y educación vial, hasta completar las 35 horas de formación.

Los alumnos que acrediten haber hecho en el último año un curso de formación sectorial, como el de ADR o de transporte de animales, por ejemplo, tendrán derecho a una convalidación parcial del curso CAP de renovación.

De igual modo, a los alumnos que hayan realizado el certificado de profesionalidad como conductor de camión o autobús se les eximirá de realizar la formación en el CAP inicial, aunque deberán realizar el examen oficial para obtener el certificado CAP.

Por otro lado, también existe la posibilidad de que una parte de las materias formativas que comprenden el CAP inicial se impartan en modalidad de teleformación hasta un 15% del total de horas lectivas, así como la previsión de que los centros formativos puedan impartir la formación en aulas móviles.

Adicionalmente, los Centros de Formación que impartan cursos CAP deberán instalar un sistema de control biométrico para verificar la asistencia real de los alumnos al curso.

Fomento estima que, una vez el proyecto haya sido sometido a consulta, el nuevo Real Decreto entre en vigor a mediados del próximo año.