El Gobierno ha informado este fin de semana de que, de cara a la próxima prórroga del estado de alarma, que podría ser la última, aunque no hay certeza de que así vaya a ser, y de un mes de duración, si finalmente se aprueba en el Congreso de los Diputados, según Pedro Sánchez, el Ministerio de Sanidad quedará como único Departamento ministerial con mando único.

Desde la primera declaración del estado de alarma el pasado 14 de marzo, además de Salvador Illa, ministro de Sanidad, también constaban como autoridades competentes en sus respectivas áreas de responsabilidad la ministra de Defensa, el ministro del Interior y el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Sin embargo, si lo dicho en rueda de prensa es cierto, a partir del próximo fin de semana, las competencias que las comunidades autónomas tienen transferidas en estas materias volverán a cada región, lo que afecta a materias como la inspección en el ámbito del transporte, exámenes CAP o la vuelta de las restricciones al tráfico de camiones, entre otras.

Esta medida responde a la declarada intención del Ejecutivo para compartir con los gobiernos autonómicos las responsabilidades en las medidas que permitirán ir retomando la actividad en el proceso por fases fijado, algo que, a la vista de las consecuencias económicas de la pandemia, urge cada vez más, dentro de un marco de aseguramiento de los medios para poder combatir cualquier repunte de la enfermedad.