Asturias, Cantabria, País Vasco y Galicia han decidido unir fuerzas para exigir al Gobierno de España y a la Unión Europea que presionen a Francia para cumplir los plazos del Corredor Atlántico, cuya finalización estaba comprometida para el año 2030.

El objetivo es posibilitar la salida por ferrocarril de las regiones de la cornisa cantábrica a Europa lo antes posible. En este sentido, la previsión del Gobierno francés es poner en servicio el tramo Burdeos-Dax en 2042 y aún no hay fecha fijada para la prolongación hasta la frontera española.

Esta demora hace que crezca la preocupación entre las administraciones de estas regiones por el creciente desplazamiento del eje de influencia europeo hacia el este. Por ello, y para no perder capacidad de influencia ni quedar fuera de la toma de decisiones, han decidido emprender una actuación conjunta.

Ésta tendría la forma de una macrorregión de la que formarían parte las cuatro autonomías, focalizada en impulsar el eje atlántico a través de una visión estratégica conjunta para actuar en defensa de sus intereses comunes.

Impulsar la macrorregión

Para ello, se ha emplazado al presidente del Gobierno, a que aproveche la presidencia española de la Unión Europea para impulsar la citada macrorregión y exigir a Francia que resuelva la cuestión de la conexión ferroviaria.

Otro de los retos comunes planteados es la apuesta por el hidrógeno y la reclamación de que la interconexión atlántica, a través del corredor Hi West, esté completada en 2030, al igual que la mediterránea.

Con ella se fortalecería la conexión energética de los puertos del Atlántico y Mediterráneo de Francia y España para movimiento de hidrógeno, y sobre todo, existiría una doble conexión que no dejaría aislada la Península Ibérica de Europa en caso de problemas operativos.

Por último, también buscarán soluciones conjuntas para otros desafíos como el cambio climático, el desarrollo de la economía azul sostenible y la economía circular para hacer frente a la contaminación de los océanos o la búsqueda de oportunidades para conectar ecosistemas de innovación e impulsar auténticas cadenas de valor atlánticas.