La evolución del Covid-19, su impacto económico y las restricciones sociales por la pandemia han afectado a los resultados de la división de Vehículos Comerciales de Volkswagen en 2020, con un total de 371.700 unidades entregadas, que suponen un 24,4% menos que el año anterior.

A lo largo del año, la evolución de los resultados ha ido en paralelo a la evolución de la crisis sanitaria, pues los resultados del primer trimestre se situaron sólo ligeramente por debajo de 2019.

Sin embargo, la caída fue significativa en el segundo trimestre, durante el primer confinamiento, con cierres de plantas y un parón de la producción durante varias semanas.

A lo largo del verano, las unidades entregadas volvieron a crecer, con un incremento interanual del 13,3% en septiembre, pero durante los últimos meses del año, no ha sido posible continuar con la tendencia positiva.

Distribución por zonas

En Europa Occidental, se han entregado 264.900 vehículos, un 21,8% menos, manteniéndose a la cabeza Alemania, con 101.000, que representan una caída del 20,2%. Le sigue Gran Bretaña, con un descenso del 24,3% hasta los 36.500 vehículos, y Francia, con 15.900 unidades, un 21,5% menos.

Mientras, en Europa Oriental, se han vendido 33.800 vehículos, un 29% menos que en 2019, siendo Polonia el mayor mercado individual, con 9.600 vehículos, que marcan una caída del 32,1%.

En cuanto a Norteamérica, se han entregado 7.000 vehículos en México, un 38% menos, y en Sudamérica el descenso ha sido del 25,7%, con 28.000. No obstante, en Argentina se ha registrado un incremento del 1,9% hasta los 12.900 vehículos.

En el área de Asia-Pacífico, con 10.500 vehículos entregados, el mercado se ha reducido un 24,5%, y en África, se ha producido un descenso del 62,7% hasta los 7.700 vehículos. Por su parte, en Oriente Medio, Volkswagen ha conseguido un crecimiento del 20,9%, que se explica en parte por el aumento en el mercado turco.

Modelos

Por modelos, 2020 ha sido el año del nuevo Caddy, que a finales de año ya estaba en los primeros concesionarios de Alemania y de algunos otros países europeos. En total, se han vendido 112.000 unidades del modelo, un 27,3% menos.

Además, a mediados de año, se detuvo la producción del Amarok en la planta de Hannover, situándose a lo largo de todo el ejercicio las ventas en 52.100 unidades, un 28,1% menos. La nueva versión del pick-up, basada en una colaboración con Ford, se estrenará mundialmente en 2022.

Respecto a la Gama T, se han registrado 145.000 unidades vendidas, un 24,7% menos, y 61.700 de la Crafter, que suponen un descenso del 13%. Asimismo, con un total de 1.100 unidades del e-Crafter, las entregas de vehículos totalmente eléctricos se situaron en los 2.700 vehículos, un 167,4% más.

El fabricante presentará la última generación de modelos T con sistema de propulsión híbrido enchufable en 2021, con el nuevo Multivan, mientras que el ID.Buzz, totalmente eléctrico, llegará en 2022.