El auge del comercio electrónico obliga a los responsables de la gestión de las cadenas de suministro a repensar la estrategia logística en plazos muy cortos.

En este mismo sentido, la omnicanalidad y los cambios que se están produciendo en las dinámicas de consumo obligan a tomar decisiones sobre la operativa logística cada vez más rápidamente. El uso intensivo de las nuevas tecnologías de la información y del big data está modificando el timing de las decisiones porque aporta información a tiempo real.

De igual modo, la transformación digital de la actividad logística supone un acercamiento de las cadenas de suministro al cliente, que se ha convertido en el centro de atención de la mayor parte de las empresas.

Potenciar las entregas

Como parte de esta tendencia, grandes empresas de retail apuestan por potenciar sus entregas de comercio electrónico en tienda, con el fin de mejorar la visibilidad y el control de su stock, facilitar el horario y las condiciones de entrega para sus clientes y, de manera indirecta, mejorar la gestión de las devoluciones y, en la medida de lo posible, acabar con las entregas fallidas, en lo que viene a ser una nueva vuelta de tuerca en la gestión logística del comercio electrónico.

Zara, por ejemplo, prueba desde mediados de septiembre en una de sus tiendas de La Coruña un nuevo sistema de entrega de pedidos de comercio electrónico en tienda con un robot que ha desarrollado el propio grupo gallego y que aligerará la atención presencial en sus establecimientos.

Para Desigual, por su parte, el canal digital supone entre el 15 y el 20% de sus ventas en tienda, con un incremento muy significativo en los últimos años. Esta situación le ha llevado a la empresa barcelonesa a potenciar sus servicios de comercio electrónico, que alcanzan a 120 establecimientos de la marca, para mejorar la visibilidad, aprovechar todo su stock y llegar al cliente a través de todos los canales.

Así mismo, Cortefiel también está inmersa en un profundo proceso de transformación de su canal de e-commerce. La enseña está reorganizando su operativa logística para dar servicio a tiendas en dos horas desde su almacén de la localidad conquense de Tarancón e, igualmente, también tiene un plan para extender sus servicios de entregas de comercio electrónico en tienda a lo largo de 2018.