Las fábricas de carrocería y montaje que Renault tiene en las capitales castellanas de Valladolid y Palencia volverán a entrar en producción el 29 de abril.

En este sentido, las instalaciones siguen el camino de vuelta a la actividad iniciado el pasado 16 por las factorías de mecánica de la marca gala, como son las factorías de Motores de Valladolid y de cajas de velocidades de Sevilla, que han vuelto gradualmente, así como parte de la actividad de las Ingenierías y de la Logística.

Así pues, los empleados de las dos plantas se irán incorporando de forma gradual antes de esa fecha para recibir la formación relativa al protocolo de prevención y para preparar el pre-arranque de las instalaciones.

Una vez informada la representación social, el fabricante francés contactará de forma individualizada con todos aquellos empleados que deban retomar la actividad en los próximos días.

En dicha comunicación, realizada por el mánager vía telefónica, se explicarán los pasos a seguir previos a la incorporación y se enviarán unas primeras pautas en materia de prevención y seguridad, previas a la formación que recibirán todos los empleados a su llegada al centro de trabajo.

La marca tiene como prioridad el mantenimiento de la seguridad de los empleados, por lo que ha diseñado un estricto protocolo de prevención de cara a retomar la actividad de las fábricas.