Los vehículos que funcionan con este combustible emiten menos NOx y partículas que los diésel.

El Aceite Vegetal Hidrotratado, conocido como HVO, es la nueva solución de Ford para reducir las emisiones en sus furgonetas Transit. En concreto, conseguirá un disminución de hasta un 90% en comparación con el combustible diésel tradicional.

El HVO un combustible diésel renovable que utiliza aceites usados, como el de cocina, recogidos a través de la iniciativa RecOil, apoyada por la propia Comisión Europea. Su objetivo es la recogida de aceite de restaurantes, empresas de catering y escuelas, así como cocinas particulares, para impulsar la producción de biodiésel.

Los vehículos que funcionan con este combustible emiten también menos NOx y partículas que los diésel, ya que no contiene ni azufre ni oxígeno. Además, el HVO, que también incorpora residuos de grasas animales y aceite de pescado, ayuda a los motores diésel a arrancar más fácilmente a bajas temperaturas.

El proceso de creación, utilizando el hidrógeno como catalizador, implica la quema del combustible de un modo más limpio, asegurando una vida útil más larga del motor. Ford ha probado este combustible en su motor EcoBlue 2.0, asegurándose de que no sería necesaria ninguna modificación y que el servicio no se vería afectado.

Por tanto, no  ha sido necesario ningún desarrollo adicional del combustible antes de que pudiera usarse en las últimas Transit. Además, el HVO está disponible en estaciones de combustible seleccionadas en Europa, principalmente en Escandinavia y los países bálticos, donde se ofrece en forma pura o como una mezcla con diésel normal.

Además, si el conductor detecta que tiene poco HVO en un área donde no esté a la venta, puede llenar su depósito con diésel convencional, ya que se ha comprobado que estos combustibles pueden mezclarse en el tanque sin causar problemas.

Ford utilizara biocombustible en la Transit

No ha sido necesario ningún desarrollo adicional para que el combustible pueda utilizarse en las últimas Transit.