Estacion de ferrocarril de Cerbére

Los paros en el ferrocarril seguirán si no se llega a una solución.

Cuando las protestas contra la reforma laboral en Francia estaban empezando a relajarse, cuatro sindicatos han convocado paros en la Sociedad Nacional de Ferrocarriles (SNCF) para presionar en la negociación de sus condiciones internas, además de mostrar su rechazo contra la ley ‘El Khomri‘.

La huelga, que comenzaba este martes 31 de mayo, tiene carácter indefinido y se irá prorrogando día a día si no se llega a una solución. En este sentido, las protestas podrían afectar al inicio de la Eurocopa el 10 de junio.

De la misma manera, Bruselas está sufriendo paros en el servicio de ferrocarril, que han llegado a provocar hasta 460 kilómetros de atascos al inicio de la semana. La capital y la región de Valonia son las dos zonas más afectadas, mientras que en el norte del país el servicio funciona al 90%.

Este martes, se ha producido una nueva huelga de servicios públicos que ha provocado un gran caos en las carreteras, especialmente a primera hora, afectando también al ferrocarril.

Además, el sindicato CGSP ha presentado un preaviso de huelga en el sector ferroviario para los días 1, 2 y 3 de junio. El motivo es que sus libranzas han cambiado debido a las horas extraordinarias y al plan de la empresa, que pretende aumentar un 20% la productividad dentro de cinco años, lo que implicaría 6.000 puestos de trabajo menos.

También en España, los maquinistas de Renfe han convocado cuatro días de huelga con paros de 24 horas, a través del sindicato Semaf. Así, los trabajadores irán a la huelga los días 10, 12, 14 y 16 de junio en protesta por el plan de empleo aprobado por la entidad en el mes de abril.