La norma modifica el trámite informático de registro y control.

Las terminales serán reevaluadas como almacenes de depósito temporal.

La Asociación Nacional de Empresas Estibadoras, Anesco, se ha reunido con representantes del servicio de Gestión Aduanera de la Agencia Tributaria, Puertos del Estado y varias Autoridades Portuarias para analizar la implantación del Código Aduanero de la Unión Europea, CAU.

La entrada en vigor esta normativa ha supuesto nuevas responsabilidades y tareas para las terminales marítimas, que están trabajando en la adaptación de sus herramientas y procedimientos.

En el encuentro, se ha puesto de manifiesto la contribución de las administraciones aduaneras para realizar el cambio de modelo normativo antes de mayo de 2019, cuando las terminales marítimas tendrán que haber sido reevaluadas como almacenes de depósito temporal.

Asimismo, se ha recordado que es necesario llegar a un consenso sobre la definición de los registros y los sistemas de información a utilizar. La existencia de diferentes herramientas en cada Autoridad Portuaria supone una dificultad añadida y requiere procedimientos adaptados a cada caso, por lo que se han constituido grupos de trabajo en algunos puertos.

Por otro lado, es preciso cuantificar las garantías a depositar por las terminales, para lo que se utilizará la reciente guía publicada por la Unión Europea para la implantación del CAU en los Estados Miembros.

En los próximos meses, Anesco continuará colaborando con sus empresas asociadas y con las administraciones públicas hasta la adecuada implementación de la nueva normativa aduanera.