Leciñena ha cerrado el mes de agosto de 2018 con un total acumulado de 159 unidades matriculadas, por encima de las 139 de hace un año, que supone un crecimiento del 14%, según datos de Asfares. En el mes de agosto sin embargo, con sólo 11 unidades, ha experimentado una caída del 31%.

El mercado de remolques y semirremolques ha caído un 4,8% en los primeros ocho meses de año, con un total de 8.533 unidades matriculadas, que suponen 431 menos que en 2017.

Su objetivo es triplicar la producción de la planta en los próximos tres años, con un crecimiento sólido que garantice el mantenimiento de la calidad del producto y el servicio que ofrecen a sus clientes.

La cuota de mercado del fabricante se sitúa actualmente en el 1,9%, desde el 1,6 % en 2017. A ello ha contribuido el segmento de lonas y semilonas, con un ascenso del 41% en el acumulado y del 25% a nivel mensual.

De cara al cierre del ejercicio, en Leciñena se prevé un crecimiento de entre el 50% y el 60% respecto al año anterior, que también se verá reflejado en las matriculaciones.