En el marco de la iniciativa Lean & Green, impulsada por Aecoc, Leroy Merlin se ha comprometido a reducir un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero de sus procesos logísticos en los próximos cinco años.

La compañía, que cuenta desde 2019 con una política medioambiental centrada en el consumo responsable y la economía circular, acaba de recibir el premio de la Asociación por su plan de acción para lograr la reducción de sus emisiones y por su implicación en la consecución de una logística más sostenible.

En su caso, las emisiones a reducir se corresponden con el transporte, que supone el flujo más representativo a nivel operacional, y con las actividades de almacenamiento.

Para ello, procederá a la consolidación de volúmenes a través de las plataformas logísticas más cercanas al punto de venta, mejorando la productividad y el plazo de entrega a tiendas.

Además, utilizará camiones más ecoeficientes, como los de gas o los híbridos, así como los megacamiones. En lo que se refiere a la eficiencia energética, apostará por un consumo de energía 100% renovable en todas sus instalaciones.

También se pretenden reducir los residuos mediante la logística inversa para palets de madera y film. El objetivo es reducir el impacto ambiental de su cadena logística utilizando soluciones cada vez más sostenibles y eficientes, y fomentando la conciencia ambiental.