La plataforma logística más grande, sostenible y avanzada de Lidl en Europa, ubicada en el municipio madrileño de Alcalá de Henares, ha sido inaugurada este jueves 22 de septiembre. 

La cadena de supermercados alemana lleva tres semanas operando en la primera fase de la que promete ser la plataforma insignia de la compañía, por su avanzada tecnología y los criterios que han priorizado su construcción para convertirla en un referente de sostenibilidad en el sector de la distribución, que le han permitido obtener las certificaciones Breeam y Verde.

Lidl habrá invertido un total de 70 millones de euros cuando la plataforma, la décima que la compañía ha levantado en España, esté finalizada en 2018, año en el que alcanzará una superficie construida de 71.800 m² y dará trabajo a 275 empleados, de los que 100 trabajadores ya se han incorporado.

Este mes de septiembre se han puesto en marcha los primeros 45.000 m² convencionales de la planta, con una capacidad para albergar 21.000 palets, a los que se sumarán en el futuro los 50.000 palets que podrá albergar el silo de 40 m de altura en una superficie de 16.000 m².

Placa conmemorativa de la plataforma logistica de LIDL

El director general de Lidl en España, Michael Aranda, y el alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, inauguran la «mejor» plataforma logística de Lidl.

Cuando esté finalizada y opere a pleno rendimiento, toda esta infraestructura se traducirá en un movimiento de dos millones de palets al año. Para hacerse una idea de la actividad que se vivirá en la plataforma, los equipos de manutención recorrerán unos 210.000 km al año.

El «negocio» de Lidl es la «eficiencia logística»

«Pero toda esta actividad no tendría sentido si la nave no cumple con su principal objetivo: el de garantizar el suministro a los supermercados». Así lo ha señalado el responsable de logística de Lidl, David Abeijón, durante el acto de inauguración de la plataforma. Para ello, saldrán anualmente en dirección a las tiendas más de 74 millones de cajas desde el centro madrileño.

Con el fin de optimizar la logística, la plataforma se divide en una zona a temperatura ambiente y tres cámaras de frío de -24ºC, 2ºC y 14ºC, que se ubican estratégicamente para minimizar la pérdida de frío durante las operaciones logísticas. A estas zonas se suma un área de soporte, donde se encuentra el taller y se realizan las actividades de mantenimiento. 

Las cámaras de frío, actualmente vacías al no haberse iniciado aún la nueva campaña hortofrutícola, albergarán el producto fresco que se suministrará posteriormente a 150 tiendas de la zona centro de España, mientras que en el área a temperatura ambiente se gestionan los artículos de bazar.

Cómo muestra de la eficiencia logística por la que apuesta la compañía, basta señalar que los palets multireferencia que se envían al supermercado se preparan en el mismo orden en el que la mercancía se encuentra en la tienda.

camaras de frio en la plataforma de lidl de alcala

Las cámaras de frío están listas para el inicio de la campaña hortofrutícola.