Botadura del Estellamaris de Astilleros Murueta

Botadura del Estellamaris de Astilleros Murueta en Vizcaya.

El sector marítimo vasco ha cerrado el ejercicio 2013 con un descenso en la facturación del 3%, situándose la misma en actividades directas en 955 millones de euros, según los datos facilitados en la asamblea anual del Foro Marítimo Vasco, celebrada recientemente en Vitoria. Además, se calcula una pérdida del empleo del 4%.

Tal y como se señaló en la asamblea, a finales de 2009, cuando el sector marítimo vasco se encontraba en un punto álgido de contratación y cartera de pedidos, nada hacía presagiar que la crisis y la pérdida de negocio serían tan drásticas.

El sector ha vivido una situación crítica entre 2010 y 2013, con derivadas nacionales e internacionales, por lo que los astilleros vascos, a pesar de vislumbrar un cambio de tendencia en 2014 por las nuevas contrataciones, consideran aún la situación muy preocupante para muchas empresas.

Por ello, tanto el gobierno vasco como las entidades y empresas del sector marítimo de la comunidad autónoma han advertido que, pese a la contratación de nuevos buques, aún costara unos años más recuperar el lugar perdido en el mercado internacional después de varios años de ostracismo producido por el tax lease.

Además, desde el sector no se muestran del todo esperanzados en que la nueva estructura, aprobada por la Unión Europa, tenga el suficiente atractivo para atraer armadores y la rentabilidad que de ella esperan los inversores.

Caen los puestos de trabajo

Los datos provisionales señalan una caída en la facturación del 3% del sector marítimo vasco en el ejercicio de 2013, situándose la facturación en actividades directas en 955 millones de euros. Mientras que la facturación total de las empresas del sector marítimo vasco se mantuvo estable en los 2.150 millones de euros.

En cuanto al empleo, también a falta del cierre definitivo, se calcula una pérdida del 4%, situándose la empleabilidad del sector en 6.173 trabajadores de forma directa y en 14.210 teniendo en cuenta las plantillas totales de las empresas.

En lo que a las exportaciones se refiere, el porcentaje suele rondar el 80-85% de la facturación directa del sector. Sin embargo, en el año 2013, como consecuencia de la renovación de la flota de atuneros vascos, el índice de exportación ha sido ligeramente inferior, cifrándose éste en un 75% al aumentar las contrataciones nacionales.