El Covid-19 ha provocado un aumento de los costes operativos en el transporte marítimo, que han crecido en unos meses más que en toda una década. El motivo radica en los incrementos de las pólizas de seguros por las coberturas derivadas de la pandemia, según explica el último informe al respecto de Drewry.

Tras analizar los costes operativos de 47 tipos de buques diferentes, se ha llegado a la conclusión de que el aumento medio ha sido del 4,5%, muy por encima del 2% y el 2,5% de los dos años anteriores.

Todo ello tras un largo periodo en el que los costes se mantuvieron estables o incluso se redujeron, pues entre 2015 y 2017 cayeron en un 8%.

Con la pandemia, el sector se ha visto obligado a recortar sus costes durante el primer semestre, pues los astilleros han permanecido cerrados y los propietarios de buques han tenido que posponer cualquier gasto que no fuera esencial.

Sin embargo, en la segunda mitad del año los gastos han aumentado al tener que realizar reparaciones y los costes de personal se han incrementado por las repatriaciones.

En concreto, han aumentado un 6,2% a lo largo de 2020, frente a subidas anteriores del 1,3%, mientras que los costes de los seguros de casco y maquinaria, o los de protección e indemnización, han repuntado un 4,5%.

Mientras tanto, las interrupciones en la cadena de suministro y en la disponibilidad de mano de obra han impactado en los costes de reparación y mantenimiento, que han crecido un 3%, mientras que los gastos en astilleros han crecido un 5%.

Se espera que los costes operativos se moderen en 2021, al reducirse algunos gastos vinculados a la pandemia.