estibadores del puerto de Algeciras

Las mafias del tráfico de drogas aprovechan las facilidades que tienen los estibadores para moverse por los recintos portuarios.

La semana pasada, la Policía Nacional ha detenido en el Campo de Gibraltar a 21 personas como presuntos autores de los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a grupo organizado, entre las que se encontraban siete estibadores del Puerto de Algeciras, un transportista con acceso a las instalaciones portuarias, así como la persona responsable de la distribución de la droga desde Colombia hasta España.

Esta organización estaba especializada en el envío a nuestro país de importantes partidas de cocaína por el procedimiento del gancho ciego, operativa mediante la que dos estibadores accedían a una zona restringida de la terminal portuaria en la que rompían los precintos de los contenedores para extraer de su interior tres mochilas que contenían 130 kilos de cocaína que, de forma simultánea, arrojaban a un camión encargado de sacar la droga de las instalaciones portuarias.

Como en casos anteriores, la Policía Nacional ha verificado que las mafias de tráfico de drogas aprovechan la facilidad que tienen los estibadores para moverse por el recinto portuario, así como para actuar como reclutadores de otros compañeros.

Ante estos casos que vienen repitiéndose en los últimos tiempos, la Sociedad de Estiba del puerto de Algeciras ha mostrado su «más enérgico rechazo y desprecio absoluto» por unos comportamientos que «afectan negativamente al prestigio, la imagen y buen nombre, no sólo de la empresa», sino del colectivo de trabajadores que la integran y que, además, implican «un perjuicio notorio y evidente ante la opinión pública».

Al mismo tiempo, y en aplicación de su política de tolerancia cero con estas prácticas, la institución anuncia que actuará «de manera firme y contundente».