El tráfico de mercancías en el puerto de Motril ha crecido un 15,8% durante la primera mitad de 2021, hasta alcanzar los 1,3 millones de toneladas.

De ese volumen semestral, 815.520 toneladas corresponden a graneles líquidos, gasoil y melazas entre otras, mientras que otras 458.610 toneladas han sido de graneles sólidos, sobre todo minerales no metálicos para la exportación procedentes de minas de la provincia de Granada, granito y cemento.

De la mercancía general, que baja un 61% en el acumulado, destacan las cargas de proyecto, principalmente palas eólicas y la incorporación de otros elementos como las turbinas y las torres.

El descenso en este segmento se ha debido, según la Autoridad Portuaria de Motril, a la paralización de las líneas marítimas regulares por el cierre de la frontera con Marruecos.

Por otra parte, durante este primer semestre se ha dado un impulso al desarrollo de la ZAL con la resolución del concurso para la instalación de una zona de servicios y estación de suministro.

Además, se encuentran en fase de tramitación una concesión a favor de Algescom Gestión Comercial sobre una parcela de 8.200 m² para la implantación de un centro logístico y transporte multimodal de mercancías a temperatura controlada y otra presentada por Carrocerías Cabila.

Finalmente, la Autoridad Portuaria estima que en el plazo de dos años los 350.000 m2 de la zona logística estén ocupados en un 90%.