En la primera mitad de 2021, el tráfico de mercancías del puerto de Bilbao suma un total de 15.299.457 toneladas, cifra que supone un retroceso de un 6,6% con respecto al primer semestre del año pasado.

Con más detalle, en el período, se han movido 9.765.163 toneladas de graneles líquidos, un 12% menos que hace un año, así como 2.088.953 toneladas de graneles sólidos, un 14,5% más que en el primer semestre de 2020.

Además, el recinto vizcaíno también ha movido en los seis meses 4.531.974 toneladas de mercancía general, un 4% anual menos, además de 282.069 TEUs, lo que implica una caída de un 5% con respecto a la primera mitad del pasado ejercicio.

De igual manera, el enclave suma 370.709 toneladas de tráfico de carga rodada, un 8% más que durante los seis primeros meses de 2020, deibdo sobre todo al aumento del tráfico de semirremolques no acompañados debido al ‘Brexit’, que ha llevado a los armadores a reforzar sus líneas con Irlanda y Reino Unido.

Sin embargo, los responsables del puerto bilbaíno aguardan una significativa recuperación de tráficos para la segunda mitad del ejericio, toda vez que la mayor caída de tráficos se concentró en el último trimestre del año 2020 y que la carga seca muestra una evolución muy positiva, sobre todo en los dos últimos meses.

Por otra parte, por lo que respecta a los graneles líquidos, la refinería de Petronor tiene previsto finalizar el ERTE en breve e iniciar la producción de las dos líneas de refino a final de verano.

Al tiempo, también se espera el incremento de la demanda de gas hasta alcanzar Bahía Bizkaia Gas los 3,4 millones de toneladas.