Los gruístas de auxilio en carretera descartan por el momento los paros

Los gruístas de auxilio en carretera descartan parar por el momento, a la espera de alcanzar acuerdos concretos que permitan garantizar la viabilidad económica de las empresas del sector.

Jueves, 28/07/2022 por CdS

Los paros estaban previstos para los últimos días de julio.

Tras más de diez reuniones con diferentes actores, los profesionales del sector de grúas de auxilio en carretera renuncian a llevar a cabo por el momento la convocatoria de paros y movilizaciones los días 29, 30 y 31 de julio.

En concreto, según informa Fenadismer, los representantes del sector mantienen desde el pasado 13 de julio una intensa agenda de reuniones con las principales compañías aseguradoras, clubes automovilísticos y plataformas de asistencia en viaje, para tratar de alcanzar acuerdos que permitan desarrollar su actividad en una situación de mínima viabilidad económica.

Estos encuentros han permitido detallar los problemas que tiene la actividad de auxilio en carretera en España y plantear algunas propuestas para mejorar dicha situación a tavésde un proceso serio con un dialogo que los gruístas consideran constructivo y abierto.

Sin embargo, el sector espera un compromiso escrito o alguna declaración inequívoca de los representantes de las aseguradoras, clubes automovilísticos y compañías de asistencia para garantizar la paz del sector de auxilio, mientras prosiguen las negociaciones.

En concreto, la negociación está centradas en los primeros momentos en la importancia del cumplimiento de la legalidad vigente en materia de actualización de precios por el incremento de precios de los carburantes.

Esta aspecto es clave para cimentar las bases de un entendimiento que permita avanzar en otros asuntos como mantener los medios para satisfacer la demanda de 24 horas y 365 días e impedir la degradación del servicio y de la seguridad vial, así como la protección de riesgos de los operarios de grúas en las vías públicas.

Adeás, el sector estima que las subidas medias de tarifas por los incrementos de precios del carburante deberían ascender entre un 8 y un 12% sobre los precios de inicios de 2022, frente al aumento inferior al 3% que se registra actualmente.