Lyon of Olympia

Buque Lyon of Olympia, abandonado en el puerto de Sagunto.

La asociación europea de navieros ECSA ha hecho público un llamamiento a la ratificación urgente del Convenio de Hong Kong 2009 (HKC) de la Organización Marítima Internacional, sobre el reciclaje seguro y respetuoso con el medio ambiente de los buques cuando llegan al final de su vida útil, según informan desde la Asociación de Navieros Españoles (Anave).

En concreto, desde la asociación internacional consideran necesario que el convenio sea ratificado cuanto antes porque asigna, tanto a los armadores como a los Estados, unas obligaciones claras para asegurar que el reciclaje de los buques no implica riesgos innecesarios para la salud y seguridad de las personas o del medio ambiente.

Por desgracia, indican, el proceso de ratificación está estancado, debido a que los criterios establecidos para la entrada en vigor del HKC requieren el apoyo tanto de los Estados de bandera como de los principales Estados recicladores, «y parece que cada parte está esperando a ver qué hace la otra», afirman.

La Comisión Europea debería presionar

Para acabar con esta situación, desde Ecsa han solicitado a la Comisión Europea y a los gobiernos de la UE que presionen a todos los Estados miembros de la OMI para que lo ratifiquen.

Los navieros reclaman también una aplicación inteligente del reglamento de 2013 de la UE sobre reciclaje que, entre otros asuntos, establece la creación de una lista de instalaciones aprobadas para desguazar barcos con bandera de la UE.

El objetivo de conseguir la solicitud de inclusión en esta lista puede ser un incentivo para que las instalaciones de reciclaje más importantes actualicen sus procedimientos para cumplir con los requisitos del HKC.

Así, en opinión de los navieros, la Comisión debería poner en marcha un procedimiento integrador que permita a todos los astilleros solicitar la admisión en esta lista. Esto les proporcionaría un fuerte incentivo para cambiar y mejorar sus prácticas, acercándolos a los niveles de calidad del Convenio.

Responsabilidad de los armadores

Por otro lado, también es responsabilidad de los armadores cumplir la parte que les corresponde para el correcto reciclado de sus buques, especialmente durante el período de transición antes de la entrada en vigor del HKC y la aplicación del Reglamento de la UE, sobre todo mediante la planificación del reciclaje e inventariado de materiales peligrosos.

Por tanto, desde la asociación han realizado también un llamamiento a todos los armadores para que actúen de buena fe y elaboren planes para reciclar sus naves de una manera socialmente responsable y transparente.

En la misma línea, les animan a que utilicen voluntariamente las instalaciones de reciclaje aprobadas por la UE y a entablar un diálogo constructivo con todas las partes interesadas.