Renovación de la colaboración entre puerto y Universidad de Almería con Medgaz

El puerto de Almería, la compañía Medgaz y la Fundación Mediterránea han renovado, un año más, el convenio por el cual se vienen realizando controles ambientales en la instalación portuaria de Almería y, de un modo más reciente, en el puerto de Carboneras. 

A través de este convenio, se realizan en el puerto de Almería controles de calidad de aire y calidad de agua y sedimentos, mientras que en el puerto de carboneras sólo se llevan a cabo controles de calidad de agua y sedimentos, aunque existe la intención de incorporar controles para la calidad del aire.

Este año se han incorporado a este acuerdo los principales operadores de mercancías del puerto, J. Ronco y cía y Lopez Guillén, algo que en la instalación consideran un hecho significativo ya que «son la pieza clave en la optimización de los métodos de trabajo que se llevan a cabo».

Del mismo modo, queda demostrado el compromiso para la mejora ambiental de las operaciones portuarias por parte de aquellos que las desarrollan de un modo directo.

Además, la firma de este convenio supone un gran paso en la vigilancia y control ambiental de los puertos de Almería y Carboneras, y un ejemplo de buenas prácticas, según afirman desde el puerto.

Control del gasoducto

Tal y como se viene realizando de manera regular desde 2008 con la firma del primer convenio con Medgaz, se continuará realizando el programa de vigilancia ambiental en el entorno marino cercano a la costa donde se localizan las instalaciones del gasoducto.

Estos trabajos se llevarán a cabo por el grupo de investigación ‘Química Analítica de Contaminantes’ de la Universidad de Almería, que tiene una dilatada experiencia en control ambiental de aguas y sedimentos marinos y aire, empleando para ello procedimientos analíticos acordes a normas internacionales.