puertos baleares puerto Palma

La cifra de negocio de la APB ha sido de 73 millones de euros y se ha mantenido su endeudamiento cero a largo plazo y su saneamiento financiero.

Las cuentas anuales de la Autoridad Portuaria de Baleares, APB, correspondientes al ejercicio 2017 reflejan un resultado positivo de 20,5 millones de euros, un 3,9 % superior al del año anterior, en el que el beneficio había superado los 19,7 millones de euros.

Por otro lado, la cifra de negocio ha sido de 73 millones de euros, superando las cifras de 2016, que habían sido de 69 millones de euros, ya ha mantenido el endeudamiento cero a largo plazo y el saneamiento financiero de la entidad.

Por puertos, todos han presentado incrementos en este apartado en relación al año 2016, a excepción de el de Palma. De esta manera, el puerto de Palma ha registrado un importe neto de la cifra de negocio de 41 millones de euros; el de Ibiza, 20,3 millones; Alcudia, 4,9 millones; La Savina 2,4 millones; y, por último, el puerto de Mahón, 4,1 millones.

En consonancia con estas cifras de negocio, los puertos han superado los 15 millones de toneladas de mercancías en 2017 y los tráficos se han incrementado en todos ellos, excepto en el de Mahón, en donde ha disminuido en un 3% respecto a 2016. Alcudia y La Savina son los que más han crecido con un tráfico un 17%, en el caso del puerto mallorquín, y de un 7% en Formentera. Por su parte, los puertos de Palma e Ibiza han experimentado un crecimiento del 4% y del 3% respectivamente.