Dársena Sur del puerto de Castellón

Dársena Sur del puerto de Castellón.

En el Boletín Oficial del Estado de este martes 2 de diciembre se han publicado las cuentas anuales y sus informes de auditoría de diversos puertos españoles, con una realidad dispar según la infraestructura.

Así, el puerto de Cartagena ha terminado el 2013 con un resultado de 22.059.379,58 euros, un 21,5% menos en comparación con el ejercicio de 2012, mientras que su cifra neta de negocio ha descendido un 8,4%, pero con resultado positivo.

Por su parte, el puerto de Gijón ha registrado un ejercicio en negativo, con pérdidas por valor de más de cuatro millones de euros. Sin embargo, su cifra de negocio tan sólo ha caído un 1,9% tras alcanzar los 62 millones de euros, en comparación con los 63 millones de 2012.

En esta misma situación se encuentra la Autoridad Portuaria de Málaga que sigue registrando pérdidas, aunque las ha reducido en más de un millón de euros, y cuya cifra de negocio neta ha descendido un -7,0%, pasando de los 17.960.144,19 euros en 2012 a los 16.699.305,92 euros de 2013.

Por el contrario, los puertos de Castellón, Huelva y Valencia han registrado resultados positivos. En concreto, la Autoridad Portuaria de Castellón ha conseguido aumentar el resultado de su ejercicio en un 75%. Ha obtenido una cifra neta de negocio de 22.182.992,25 euros, un 9,3% más que en 2012.

Por su parte, el puerto de Huelva ha tenido un resultado del ejercicio un 27% del registrado en 2012, al alcanzar los 15 millones de euros. La facturación neta ha aumentado un 7,2%.

El puerto de Valencia, por último, ha visto cómo disminuía su facturación en un 66%, una cifra que, sin embargo, no ha afectado al resultado del ejercicio, que de hecho ha aumentado un 1,0% con respecto a 2012.