Desde finales del mes de julio, las escalas de buques en los puertos españoles han descendido en un 31% por la crisis sanitaria, frente al 8% de media registrado en los puertos de la Unión Europea. Destaca especialmente el caso de Algeciras y Barcelona, ya que han sido los más afectados entre los 20 puertos con mayor tráfico.

Así se desprende del último informe de la Agencia Europea de Seguridad Marítima, recogido por Anave, que incluye los datos hasta mediados de octubre. Junto a los puertos de Croacia, Islandia y Eslovenia, los puertos españoles son los que más han acusado el descenso en el número de escalas de entre toda la Unión Europea, Noruega, Islandia y Reino Unido.

Las operaciones en el transporte marítimo han continuado a pesar de la pandemia, dada su importancia para el abastecimiento de mercancías. Sin embargo, las restricciones a la movilidad impuestas en la UE y el descenso de la actividad de la industria automovilística han afectado al transporte marítimo europeo, tal y como se explica desde EMSA.

Las escalas de cruceros han caído en un 87,5%, las de buques de pasaje, un 26%, las de car-carriers, un 18% y las de quimiqueros un 17%. Otros tipos de buques, como graneleros, petroleros, portacontenedores o ro-ros, han sufrido retrocesos de hasta un 5%.

En total, entre enero y mediados de octubre, en los tráficos de Europa a China, se ha producido un descenso del 52,1%, y de un 35,9% en los de China a Europa. Por su parte, en los tráficos transatlánticos, el tráfico de Europa a EEUU se ha reducido en un 30,9%, mientras que de EEUU a Europa la disminución ha sido del 39,8%.