El  tráfico de mercancías del puerto de Vigo suma en los cuatro primeros meses de 2020 un total de 1.269.517 toneladas, un 4,26% menos que el período que iba de enero a marzo del año pasado.

Con más detalle, el movimiento de mercancía general en los cuatro meses se ha reducido en un 3,72%, para sumar un acumulado de 1.167.795 toneladas.

Según los modos de presentación, el tráfico contenerizado disminuye en un 1,86% y el convencional en un 7,90%, debido fundamentalmente a la paralización de las líneas marítimas de carga rodada en tráficos de corta distancia.

Por otra parte, el tráfico de graneles líquidos ha alcanzado un total entre enero y abril de 14.537 toneladas, un 1,27% más que hace un año, mientras que el movimiento de graneles sólidos totaliza 87.185 toneladas en el cuatrimestre, con una caída de un 11,82% con relación al año pasado.

En abril, el enclave olívico ha movido un total de 251.683 toneladas de mercancías, un 27,6% menos que en el mismo mes del pasado 2019.

Durante este mes, el tráfico de graneles sólidos ha caído un 24,4% para alcanzar un total mensual de 22.342 toneladas, mientras que la mercancía general ha retrocedido un 29,11%, con lo que en el cuarto mes han totalizado 225.491 toneladas.

De igual manera, el enclave portuario vigués ha movido 3.850 toneladas de graneles líquidos, frente a la falta de este tráfico hace un año.