Fet canarias denuncia retrasos en la entrada a la terminal del puerto de las palmas

Fet canarias denuncia retrasos en la entrada a la terminal del puerto de las palmas.

La Federación de Empresarios de Transporte de Canarias, Fet Canarias, denuncia «graves problemas» para los transportistas en la operativa de recepción y entrega de contenedores en la terminal del puerto de Las Palmas.

Según señalan desde la Fet, en las últimas semanas se han producido algunos episodios de dificultades operativas en la terminal de contenedores de La Luz, con motivo de la instalación de la báscula necesaria para la aplicación de la enmienda SOLAS que obliga a pesar los contenedores de exportación, en vigor desde el pasado 1 de julio.

Durante estas jornadas, los transportistas han estado en contacto con los responsables de La Luz, trasladándoles los problemas que iban surgiendo con el fin de colaborar en lo posible en la solución de los mismos.

«Sin embargo, la situación operativa de la terminal en cuanto a la recepción y entrega de contenedores, lejos de ir mejorando, ha ido empeorando con el paso de los días«, critican los transportistas, hasta el «colapso» actual en la entrada de la terminal, aseguran.

Según los transportistas, la zona de espera en cola está siendo ampliamente sobrepasada por los camiones que no son atendidos, que además deben esperar varias horas para acceder a la terminal.

¿Cómo mejorar la operativa?

Desde Fet Canarias aseguran que «hay actuaciones que podrían contribuir a mejorar la operativa», como destinar a este fin al personal capacitado para atender el control de entrada-salida«en lugar de tenerlo en las oficinas mientras hay una cola de camiones asombrosa», critican.

Otras soluciones serían que la entrada de camiones se iniciara con anterioridad a la incorporación del personal portuario, evitando así que la cola comience a avanzar después de las 15.30 horas.

Además, se podría habilitar doble entrada en los momentos de mayor afluencia de camiones, o «controlar el abuso» en algunos casos de operaciones de «rápido levante», que suponen una «interferencia negativa en la operativa ordinaria de recepción y entrega», señalan desde la Fet.

Si bien se muestran dispuestos a ofrecer «toda la colaboración que puedan» para mejorar la operativa, los transportistas entienden que esta colaboración «no puede consistir en soportar impasiblemente colas interminables cuyos perjuicios únicamente sufre el transportista». Por ello, si no se soluciona esta situación, aseguran que «se verán obligados a proponer otra serie de medidas».