Fenadismer y la Asociación Nacional de Transportistas portugueses (ANTP) exigen a los gobiernos de España y Portual que insten a las compañías concesionarias de las autopistas de ambos países a que apliquen con carácter inmediato las Directivas europeas sobre interoperabilidad de los sistemas de telepeaje en las carreteras de la Unión Europea, que establece como fecha límite el próximo 8 de Octubre de 2012 para su puesta en marcha.

Así lo manifestaron durante el encuentro mantenido el pasado sábado 15 de septiembre entre Fenadismer y la ANTP en Orense durante la celebración de la primera Cumbre ibérica de transportistas por carretera, promovida por la asociación gallega Apetamcor.

Las dos asociaciones de transportistas lamentan que todavía no esté operativo la compatibilidad de los sistemas de pago Vía-T español y Vía Verde portugués, por la falta de cooperación de las empresas concesionarias, como denunció la Comisión Europea la semana pasada.

Las patronales del transporte ibérico recuerdan que la interoperabilidad entre los diferentes sistemas de telepeaje permitiría a los usuarios “elegir libremente el proveedor con el que vayan a contratar dicho servicio”, teniendo en cuenta que en la Unión Europea los peajes se aplican en 22 Estados miembros, con una red total de 72.000 kilómetros de carreteras de pago, de las que un 60% cuenta con sistemas de telepeaje.

La Comisión manda un aviso

En efecto, el pasado 7 de septiembre la Comisión Europea advirtió a los Estados miembros que tendrán que hacer mayores esfuerzos para garantizar la aplicación del servicio europeo de telepeaje (SET), dado que un informe del organismo concluye que la fecha prevista del 8 de octubre de este año para la disponibilidad del SET en los vehículos pesados ​​no se cumplirá.

El informe subraya que, a pesar de algunos logros alcanzados desde la aprobación  de las especificaciones técnicas del sistema SET en 2009, persisten algunos problemas importantes:

• La falta de cooperación entre los diferentes grupos interesados
• Incompletos marcos legislativos y reglamentarios en la mayoría de Estados miembros, donde las empresas que están dispuestas a proporcionar el SET  todavía no puede ser oficialmente registradas
• Retraso en las inversiones necesarias para hacer compatible todos los equipos existentes con la legislación comunitaria;
• Falta de acuerdos viables para financiar las pruebas requeridas por los proveedores de los peajes.

Por todo ello, la Comisión “invita” a los estados miembros de la UE a implementar el SET en el ámbito regional como primer paso hacia la interoperabilidad europea completa. El objetivo es permitir la interoperabilidad transfronteriza de los sistemas de telepeaje que cubran por lo menos un número limitado de Estados miembros. La Comisión, asegura, proporciona asistencia financiera y técnica para facilitar la ejecución de estos proyectos. Estos proyectos de implementación temprana a nivel regional se extenderá para cubrir el conjunto de la UE en una etapa posterior.

Además, la Comisión advierte que si el marco legislativo y reglamentario nacional no está aprobado el próximo 8 de octubre de 2012, iniciará los correspondientes procedimientos de infracción a los países. En principio, el SET debe estar disponible para todas las categorías de vehículos en octubre de 2014.