La Federación Nacional de Transporte por Carretera, Fetransa, ha trasladado a la Dirección General de Transporte, DGT, la necesidad de que se puedan recuperar los puntos perdidos por exceso de velocidad, distracciones al volante, consumo de drogas y alcohol, o manipulación del teléfono móvil, en los cursos CAP.

Durante una reunión entre Tráfico y el Comité Nacional de Transportes, Fetransa ha incidido en la importancia del mantenimiento del horario en fin de semana de estas formaciones y la reserva del 20% de las plazas para conductores profesionales.

En línea con el nuevo texto de la Ley de Seguridad Vial, la DGT tiene intención de comunicar la pérdida de puntos al Ministerio de Fomento, para que ponga a disposición de las empresas dicha información, algo que debe contribuir a mejorar la seguridad y el servicio de los operadores.

La Federación ha insistido en que se deben flexibilizar los desvíos obligatorios de camiones, de modo que la incorporación a la autopista se realice en la siguiente entrada en el sentido de la marcha.

También se ha analizado la medida que pretende reducir a los 18 años la edad mínima para la obtención del carnet de conducir para vehículos pesados y el CAP, que debe contribuir a paliar la falta de conductores profesionales. Los transportistas se han mostrado escépticos ante la incorporación al mercado de mano de obra con baja preparación y escaso criterio vocacional.

Respecto a la regulación sobre la estiba de la carga, desde Tráfico han explicado el estado en el que se encuentra la formación en esta materia, así como el nivel de desarrollo de las fichas de la estiba, necesarias para determinar la responsabilidad en caso de sanción.