Lufthansa-Cargo-ofrece-seguimiento-en-tiempo-real-a-traves-de-dispositos-GSM.jpg

Desciende la carga aérea de Lufthansa.

En un año «difícil» marcado por las movilizaciones y huelgas de su plantilla y la tragedia de Germanwings del pasado 24 de marzo de 2015, Lufthansa ha disparado su beneficio hasta los 1.698 millones de euros, lo que supone multiplicar por 30 los 55 millones de euros de 2014.

No obstante, en este contexto de crecimiento, con un aumento del 6,8% en los ingresos, que ascienden a los 32.056 millones de euros, y una mejora del ebitda ajustado del 55,2%, hasta los 1.817 millones de euros, la filial de carga se presenta como el tendón de Aquiles de la compañía en los últimos meses.

Y es que Lufthansa Cargo ha sido la única línea de negocio que ha visto reducidos sus ingresos en el último año, en concreto un 40% con respecto a 2014 hasta los 74 millones, mientras que los ingresos de la división de pasajeros ha crecido un 3,8% y las de las divisiones Lufthansa Technik y LSG SkyChefs han crecido un 10%.

A pesar de haber manipulado más de 1,6 millones de toneladas de mercancías en 2015, lo que supone un «ligero» descenso con respecto a 2014, según indican desde la aerolínea, los beneficios del operador se han visto lastrados por un aumento de la capacidad a partir de verano que, unido a la menor demanda, ha conllevado una menor ocupación de los aviones. 

En concreto, tras un aumento de la capacidad ofertada del 2% en 2015, el factor de carga ha disminuido un 3,4% con respecto a 2014, estableciéndose en una media del 66,3% a lo largo del último ejercicio.