Carga aerea de flores

Los cargadores aéreos muestran sus preocupaciones en torno a la salida a bolsa de Aena.

Desde el Foro para la carga aérea en Madrid, Madcargo, han señalado una serie de incertidumbres que se han generado durante la última reunión de la Junta Directiva, en la que se ha debatido la salida a bolsa de Aena, en torno al impacto que tendrá la operación en el funcionamiento y desarrollo futuro de la carga aérea, «tal y como se está produciendo» dicha salida a bolsa.

En este sentido, desde Madcargo han calificado la situación de «bastante llamativa» y «llena de incertidumbres», tras una serie de cuestiones que se han planteado en el foro.

Así, la primera cuestión que plantean es para qué vender una parte de la empresa, a un precio sensiblemente inferior a la anterior tentativa, si al mantener la mayoría del capital en manos públicas pudiera ocurrir que no hubiera cambios en la estrategia ni en la gestión.

Además, dejando a un lado el «relativamente menguado ingreso de capital fresco en las arcas del Estado», desde el Foro se preguntan qué ventajas o desventajas habrá para los usuarios de los aeropuertos y específicamente para el sector de la Carga Aérea.

Nuevas dudas ante posibles circunstancias

Por otro lado, «si por el contrario los nuevos socios privados de referencia, a pesar de ser minoritarios, van a hacerse con el control de la gestión», a la comunidad de carga aérea madrileña se le abren nuevas dudas.

En este sentido, mientras se muestran «totalmente a favor de una gestión profesional con independencia del titular del capital» y defienden que «las buenas prácticas del sector privado podrían llevar a mejorar la competitividad, eficiencia y la calidad de los servicios», desde Madcargo señalan que ceder a la gestión privada una red aeroportuaria que es un monopolio en España «entraña riesgos para los clientes de esa red».

Estos riesgos, indican, son los «derivados de la razonable lógica para cualquier inversor, y más cuando se trata de un valor cotizado en bolsa», consistente en maximizar el valor y conseguir el mejor retorno de la inversión.

En definitiva, desde el Foro se preguntan si, definitivamente, cambiará en algo la gestión de los aeropuertos, quién se responsabilizará de ella, si variarán los costes o los servicios recibidos por los usuarios, si habrá posibilidad de discutir un enfoque específico para el desarrollo y promoción de la carga aérea y si se tendrá en cuenta que cada aeropuerto, para ser útil, debe dar satisfacción a las necesidades de su hinterland.