La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado la semana pasada una serie de cambios en la Ordenanza de Movilidad Sostenible  que se remitirán a los grupos municipales hoy mismo para que, durante las próximas dos semanas, presenten sus enmiendas.

De este modo, el consistorio de la capital tiene el objetivo de mejorar la normativa antes de que se lleve a comisión y Pleno extraordinarios para su aprobación definitiva en la primera quincena de septiembre.

En el ámbito de la distribución urbana de mercancías, la normativa municipal establece un sistema de gestión inteligente del uso de las reservas de zonas de carga y descarga de mercancías.

Con ello se pretende reducir las emisiones debidas a la logística de recogida y entrega, así como fomentar el uso de las tecnologías menos contaminantes en el ámbito de la distribución urbana de mercancías.

El uso de estas plazas de carga y descarga se realiza mediante registro automatizado y por un tiempo máximo de treinta minutos.

Así mismo, la Ordenanza de Movilidad Sostenible también crea dos Zonas de Bajas Emisiones de Especial Protección en Centro y plaza Elíptica, que contarán con medidas adicionales de restricción de circulación, velocidad y creación de zonas peatonales, entre otras, y que equipara el tratamiento para residentes y comerciantes que desarrollen su actividad en la zona.

De igual manera, se fija una restricción progresiva de la circulación a los vehículos más contaminantes por anillos territoriales, a partir de enero de 2022 y hasta el primer mes de 2025.