El buque Calais Trader de Maersk ha movido 960 contenedores entre Vigo y Algeciras, lo que supone un récord para el puerto desde que comparte esta línea con el puerto de Marín, según indica el Faro de Vigo.

Los estibadores han necesitado 48 horas para manipular todos los contenedores que o bien tenían Vigo como destino o debían ser cargados rumbo al siguiente destino, Bilbao.

Aunque parece que hubiera sido lógico que los tráficos en la conexión entre Vigo y el puerto algecireño se redujeran o estabilizaran, lo cierto es que no han dejado de aumentar en estos dos meses, acercándose en varias ocasiones a los 900 TEUs manipulados.

Mientras, la demanda en la terminal de Marín ha aumentado ligeramente, pero continúa lejos de estos niveles, registrando apenas un centenar de TEUs.

Los operadores vigueses mantienen que Maersk no dejará de operar esta escala compartida con Marín ni la conexión con Tánger. De hecho, la naviera ha manifestado su intención de mantener sus operaciones en ambos puertos hasta finales de 2016, con el objetivo de atender las necesidades de sus clientes y mejorar la competitividad de sus productos y servicios.

Sin embargo, desde el puerto de Vigo afirman que aunque se mantenga la actividad, la terminal sigue sufriendo «problemas de competitividad» motivados por «sus altos costes y su inflexibilidad horaria«.